Gigante Flandés



FLEMISH GIANT (GIGANTE DE FLANDES)

La historia del Gigante de Flandes solo puede imaginarse a través de las historias contadas a lo largo de los siglos. Durante los siglos XVII y XVIII, comerciantes holandeses pudieron traer conejos gigantes de la Patagonia desde la República Argentina a Europa. Ya se conocían grandes conejos en Flandes, y se sospecha que fueron cruzados con estos Gigantes de la Patagonia, dando lugar al Gigante de Flandes.

El Gigante de Flandes original era de tamaño impresionante, pesaba alrededor de 6.5 kgs, y de color grisáceo oscuro con chispeado blanco o bandas blancas en las patas, con largas orejas.
Hoy en día, gracias a los esfuerzos de los criadores de Gigantes de Flandes, podemos encontrar esta raza en 7 variedades (colores): negro, azul, beige, gris claro, rojizo, acero y blanco, y en tamaños de 6,5 a 9 kgs.

Fuentes: Anac